«El orgullo y la vanidad, opuestos a la humildad, pueden destruir nuestra salud espiritual con tanta seguridad como una enfermedad debilitante puede destruir nuestra salud física.»

Written by Joseph B. Wirthlin

Leave a Comment