«Si consigo los cuarenta años adicionales que, según las estadísticas, me esperan, podría vivir al menos una, quizá dos vidas más. Es triste que solo una de esas vidas pueda incluir ser madre de niños pequeños.»

Written by Anna Quindlen

Leave a Comment